Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2012

Un cuadrado de cristal

A través del pequeño cuadrado de cristal de la puerta seguía el movimiento apresurado de los zuecos de médicos y enfermeras. Tras varias horas de espera ya sabía quienes estaban de paso y quienes se encargaban de la sala en la que tenían a su reina.
Nadie le decía nada y, cada vez que intentaba saber algo, se encontraba con la incomprensión de sus interlocutores. Entonces volvía a pensar en la de veces que su reina le había pedido que fuera a la academia de español. Y pensar en la reina sólo le producía dolor y angustia.
Ajeno a la punzada de la espalda y a las miradas de los que pasaban, estuvo mirando por aquel ventanuco hasta que vio un zapato azul asomar de una camilla que abordaba el pasillo.
Y se temió lo peor: su reino conjunto se había terminado.