Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2016

Por primera vez

Ella bajó la vista y hundió su mirada en la punta de los dedos de sus pies. La vergüenza teñía de rojo sus carrillos y la emoción erizaba los poros de su piel, la de los dos, Él dudaba entre abrazarla o esperar. No quería parecer ansioso, pero tampoco un niño asustado. Desnudos, permanecieron quietos durante unos pocos segundos eternos. Los que tardaron en cruzarse sus miradas y en lanzarse a aprenderlo todo el uno del otro.

El testigo

Ha vuelto a mirar a su espalda. Es como si quisiera asegurarse de que nadie le sigue. O de que le sigue alguien. Ha dudado si tirar o empujar la puerta, apenas un instante, y ha optado por tirar. Casi sonríe cuando la hoja se ha abierto dejando salir el fresco aliento del aire acondicionado. Dentro de la tienda se ha dirigido a los probadores; ha ido directo, conoce el lugar.
Ha entrado y le he perdido de vista. Apenas unos 20 segundos después ha salido nuevamente y con paso muy rápido se ha dirigido a la calle. Ha avanzado hasta la esquina y la ha doblado, ya prácticamente corriendo. Justo entonces han comenzado los gritos.